La plataforma Tzaloa como apoyo a la enseñanza de competencias informativas para universitarios.

Tzaloa como apoyo para la enseñanza de competencias informativas para universitarios

Laura Figueroa Barragán

Luis Fernando Ávila Tobías

Palabras clave: Plataformas de aprendizaje, Competencias informativas, Ambientes virtuales de aprendizaje, Diseño Instruccional.

Resumen.

En el presente trabajo se explica el uso de la plataforma educativa Tzaloa, la cual se utiliza como herramienta estratégica para fortalecer la interacción entre la biblioteca, los profesores y  los alumnos,  ya que a través de esta aplicación es posible  impartir los cursos y talleres virtuales que ofrece el Sistema de Bibliotecas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, además de brindar  apoyo a los profesores en las diferentes cátedras que ofrecen. Asimismo, se expone la experiencia adquirida en la impartición del curso sobre desarrollo de competencias informativas para el uso de los recursos electrónicos de información, el cual está integrado por cinco módulos, que abarcan desde la introducción a la tecnología educativa, hasta el desarrollo de habilidades informativas.

Introducción.

El Sistema de Bibliotecas (SISBI) de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), tiene establecido en su Plan Institucional de Desarrollo, una estrategia relacionada con la inclusión del desarrollo de habilidades informativas como una competencia dentro del modelo educativo universitario, por lo cual, a partir del 2011 inició con una serie de acciones encaminadas a organizar actividades de formación para los usuarios, con el principal objetivo de promover el desarrollo habilidades para el uso y aprovechamiento eficiente de los recursos y servicios de información.

Para llevar a cabo estas acciones fue necesario considerar las características de la sociedad contemporánea, entre las cuales se destaca el uso de las tecnologías de la información y comunicación, que actualmente constituyen un factor muy importante para el proceso de enseñanza-aprendizaje de las nuevas generaciones.

Razón por la cual el SISBI, a través de la Dirección de Biblioteca Virtual, ha desarrollado, como parte de sus objetivos, herramientas y plataformas tecnológicas que coadyuven con la difusión de los recursos y servicios de información, así como con la formación de usuarios; de esta manera en el año 2011 después de evaluar varias plataformas open source para el desarrollo de ambientes virtuales de aprendizaje  se optó por utilizar Moodle, el cual ofrece las facilidades para crear cursos, organizar materiales de aprendizaje, realizar actividades de evaluación. Además, como una plataforma de código abierto, es posible personalizar la funcionalidad con lo que se puede utilizar como medio para comunicarse de manera sincrónica a través de aplicaciones de videoconferencia.

Una vez adaptado este software y con la finalidad de darle una identidad propia, se decidió nombrarlo Tzaloa, que es un vocablo de origen náhuatl que significa “aprende”, además de que las letras T y A aluden a las palabras Tecnología y aprendizaje respectivamente.

A continuación se muestra la experiencia que ha tenido el SISBI en el uso de esta plataforma, a través de las actividades de enseñanza- aprendizaje que se han llevado a cabo.

Desarrollo de habilidades informativas a través de Tzaloa.

Actualmente el Sistema de Bibliotecas (SB) realiza diversas acciones relacionadas con el Desarrollo de Habilidades Informativas (DHI), esto con el propósito de incluir competencias que vayan más allá de las habilidades de búsqueda y localización de la información, es decir, el SB pretende  que las comunidades académicas a las cuales proporciona servicios de información, desarrollen habilidades de tal manera, que sean capaces de usar la información ya sea para tomar decisiones o bien para generar conocimientos.

De esta manera, se decidió tomar como modelo para el desarrollo de las competencias, las normas australianas sobre alfabetización en información del  “Australian and New Zeland Institute for Information Literacy”  (ANZIIL), las cuales de acuerdo con Bundy (2004) señalan que una persona alfabetizada en información:

  1. Reconoce la necesidad de información
  2. Encuentra la información que necesita de manera eficaz y eficiente.
  3. Evalúa críticamente la información y el proceso de búsqueda de la información
  4. Gestiona la información reunida o generada
  5. Aplica la información anterior y la nueva para construir nuevos conceptos o crear nuevas formas de comprensión
  6. Utiliza la información con sensatez y se muestra sensible a las cuestiones culturales éticas, económicas, legales y sociales que rodean al uso de la información.

Con base en estos criterios se llevó a cabo la descripción de las actividades consideradas para el desarrollo de las habilidades informativas, buscando principalmente, fomentar el aprendizaje continuo de la comunidad académica, de tal manera que tengan la posibilidad de construir su propio conocimiento a través de sus experiencias en el uso de las tecnologías de la información y en particular en el uso de plataformas educativas, las cuales, además de facilitar la interacción entre usuarios, proporcionan nuevos ambientes de aprendizaje, que “representan una forma de organizar el proceso de enseñanza presencial y a distancia que implica el empleo de la tecnología” (Ferreiro & De Napoli, 2008).

Ahora bien, se cuenta con la tecnología, sin embargo, por sí misma, ésta no es suficiente para resolver los problemas de acceso,  evaluación y uso de la información, es necesario un diseño pedagógico, que facilite la organización de los contenidos con el propósito de desarrollar habilidades cognitivas.

Por lo cual, una vez identificado el modelo a utilizar para el desarrollo de habilidades informativas, entonces se revisaron aquellos modelos relacionados con el diseño instruccional que apoyaran el desarrollo de acciones formativas en entornos virtuales y que facilitaran la elaboración de los materiales y estrategias didácticas del curso pero sobre todo que representaran una guía durante este proceso.

Existen diversas definiciones sobre el  Diseño Instruccional (DI), sin embargo se hará referencia a la de Richey, Fields y Foson (2001) (citado por Belloch, 2013) quien señala “que el DI supone una planificación instruccional sistemática que incluye la valoración de necesidades, el desarrollo, la evaluación, la implementación y el mantenimiento de materiales y programas.”

De esta manera el DI pretende contribuir con una formación eficaz, competente e interesante, para lo cual tiene definido una gran variedad de modelos DI, que son los que orientan y guían el diseño, desarrollo de estrategias y materiales educativos.

Algunos de los modelos instruccionales a los cuales se hará mención, sin entrar en detalles, los más destacados, de acuerdo con Belloch (2013) son: el modelo de Gagné, que hace referencia a teorías de estímulo-respuesta y modelos de procesamiento de información; el de  Gagné y Briggs,  que propone un modelo basado en el enfoque de sistemas; el de Dick y Carey, basado en un modelo reduccionista de la instrucción; el modelo ASSURE de Heinich, Molenda, Russell y Smaldino, basado en el constructivismo; el modelo Jonassen, el cual hace énfasis en el “aprender haciendo”; el modelo ADDIE, considerado el modelo básico del diseño instruccional, ya que contiene las fases esenciales del mismo.

Con base en lo anterior y considerando que un DI se debe al apoyo de un modelo educativo, se decidió utilizar el modelo ADDIE, que es el término genérico para referirse al proceso de diseño que implica el análisis, diseño, desarrollo, implementación y evaluación. Cada etapa implica tareas y productos específicos en secuencia en el que la evaluación está presente en todas. Aunque existen múltiples variaciones del modelo, el mismo permite adaptarlo a diferentes circunstancias y necesidades instruccionales.

MODELO ADDIE

Diapositiva1

Este modelo permite la planificación sistemática de los procesos de enseñanza aprendizaje, apoyado en el uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC), por lo cual puede adaptarse fácilmente en el diseño instruccional en entornos virtuales, fue creado por en 1993 por Heinich y col.

Otro aspecto que motivó el uso de este modelo, es que está basado enla teoría constructivista, la cual según Sherman (citado por Benítez, 2010) “se sustenta en la concepción de que las personas aprenden asociando nuevas experiencias a conocimientos previos para construir conocimientos más complejos”.

Tomando en consideración la descripción que hace Belloch (2013) de este modelo, a continuación se describen los seis pasos que lo integran:

1)    ANÁLISIS.  Durante esta etapa se define el resto de las mismas. Ya que durante esta se debe definir el problema o necesidad de formación y sus posibles soluciones. Se puden incluir técnicas de investigación como el DNC (Detección de necesidades de capacitación), análisis de trabajos y tareas. Por lo general, esta etapa implica el conocimiento de las metas de formación y el perfil de los participantes.

2)    DISEÑO. En esta fase se diseña la estrategia para el desarrollo de la instrucción para lo cual se establecen los objetivos en función de la descripción de las habilidades y espectativas de los participantes. Se determinan también los temas a evaluar. Se consideran también los resultados y productos esperados con la intención de darle orden.

3)    DESARROLLO. Durante esta etapa se elaboran las secuencias didácticas en funció, las actividades que realizarán, el tipo de interacción que habrá entre estudiantes y tutores (profesores) y los medios. Es importante señalar que en esta etapa también se deben establecer los métodos de instrucción y documentos que sustenten la misma. Esto puede incluir tanto el software y como el hardware.

4)    IMPLEMENTACIÓN. En esta etapa se lleva a cabo la instrucción diseñada y planeada. Se realizan las actividades a través de los métodos y técnologías ya determinadas. Su  propósito es la entrega de la instrucción, en la que se debe promover la comprensión del material por parte de los participantes con la intención de alcanzar los objetivos y desarrollo de competencias determinadas en la etapa de DISEÑO.

5)    EVALUACIÓN. En esta fase se mide la eficacia y eficiencia de la instrucción. La evaluación debe presentarse durante todo el proceso. Hay que considerar la evaluación diagnóstica, la formativa y la sumativa.

Diapositiva2

Algunas de las estrategias que se han utilizado para llevar a cabo este curso con éxito, tienen que ver con:

–       Sensibilización tanto de maestros como alumnos sobre la importancia de las TIC’s en el proceso de enseñanza aprendizaje.

–       Capacitación tanto a profesores como alumnos y personal de la biblioteca en el empleo de las TIC’s, en particular en el uso de la plataforma Tzaloa.

–       Énfasis entre docentes para  el empleo de las TIC’s en las diversas materias que imparten.

–       Promover el uso de Tzaloa entre la comunidad académica, como una herramienta para acceder a la información, o bien desarrollar un curso o parte de él, realizar ejercicios de temas particulares, tareas escolares, evaluación a través de rubricas, entre otros y de esta manera contribuir con la formación de los alumnos.

Los resultados que se han obtenido a través de esta experiencia, son los siguientes:

– el curso sobre desarrollo de habilidades informativas se ha impartido a los alumnos de nuevo ingreso de la Facultad de Ciencias Químicas, se inscribieron un total de 246 alumnos, de los cuales únicamente 102 completaron las actividades al 100%.

– Otro aspecto importante fue la participación del personal de biblioteca como tutores o guías en este evento, para lo cual fue necesario capacitarlos en el uso de TIC y en particular el uso de la plataforma Tzaloa, previo al inicio de las actividades. El beneficio de esta acción fue la interacción entre bibliotecario-usuario. Adquiriendo el bibliotecario la función de docente.

– en esta segunda etapa se conto con la participación de 288 alumnos de la misma facltad, de los cuales el 58 % participo realizando las diversas actividades. De igual manera los resultados no fueron alentadores ya que solamanete acreditaron el curso 77 alumnos y 90 no acreditaron debido a que no conluyeron el 100 % de sus actividades.

– posteriormente este curso se impartió de manera semipresencial a profesores de diversas facultades, ajustando los temas de acuerdo con sus necesidades, y de esta manera se formó a profesores de las facultades de Ingeniería, Derecho, Economía y otras disciplinas, dando un total de 65 profesores que desarrollaron sus habilidades informativas. El principal resultado de esta etapa es que a raíz de impartirlo a profesores, algunos de éstos, han solicitado que este curso de lleve a sus alumnos, en ocasiones considerando el contenido del mismo en su totalidad y en otras la solicitud ha sido parcial, haciendo énfasis a las competencias informativas.

Consideraciones generales.

La incorporación de las TIC’s, asi como su aprovechamiento en el proceso enseñanza aprendizaje es indispensable para contribuir con la  formación de las nuevas generaciones, al ser utilizadas como herramientas constructivistas, ya que tienen un aprendizaje que les permite construir su propio conocimiento.

Esta experiencia ha permitido observar que el aprendizaje es efectivo si se llevan a cabo las etapas del modelo ASSURE, o bien de cualquiera de los modelos de diseño instrucciones seleccionados.

El uso de los modelos ya establecidos permite tener una guía de aplicación, lo cual favorece la organización e impartición de cursos en entornos virtuales.

Contar con un diseño que proporcione apoyo a los profesionistas que se integren a la impartición de estos cursos virtuales.

El uso de plataformas educativas requiere de una mayor participación tanto de los alumnos, como de los profesores, además del  compromiso que adquieren para el desarrollo de las actividades que cada uno tiene que realizar durante el curso, esto favorece la comunicación y permite que la retroalimentación se lleve a cabo durante el proceso de aprendizaje.

Los retos que se tienen son varios, sobre todo aquellos relacionados con aspectos pedagógicos, más que tecnológicos, por lo cual es necesario continuar con la actualización continua del personal.

Obras consultadas.

Belloch, C. (2013). Diseño instruccional. Unidad de Tecnología Educativa, Universidad de. Recuperado de http://www.uv.es/~bellochc/pedagogia/EVA4.pdf

Bundy, A. (2004). Australian and New Zealand Information Literacy (ANZIIL) framework: Principles, standards and practice. Adelaide: Australian and New Zealand Institute for Information Literacy. Retrieved February, 8, 2005.

Bundy, A. (2003). El marco para la alfabetización informacional en Australia y Nueva Zelanda. Principios, normas y práctica. Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios, 18(73), 109-120.

Ferreiro, R. F., & De Napoli, A. (2008). Más allá del salón de clases: Los nuevos ambientes de aprendizajes. Revista complutense de educación, 19(2), 333-346. Recuperado de http://revistas.ucm.es/index.php/RCED/article/view/RCED0808220333A/15480

Hernández, J. A. G. (2007). Alfabetización informacional: cuestiones básicas. Anuario ThinkEPI, (1), 43-50.

WILLIAMS, P., SCHRUM, L., SANGRÀ, A., & GUÀRDIA, L. (2009). Fundamentos del diseño técnico-pedagógico en e-learning. Universitat Oberta de Catalunya.

Requena, S. H. (2008). El modelo constructivista con las nuevas tecnologías: aplicado en el proceso de aprendizaje. Comunicación y construcción de conocimiento en el nuevo espacio tecnológico. Recuperado de http://www.uoc.edu/rusc/5/2/dt/esp/hernandez.pdf

Benítez, L., M. G.  & Marzo, G. (2010). El modelo de diseño instruccional ASSURE aplicado a la educación a distancia. Revista Tlatemoani Número 1. Recuperado de http://www.eumed.net/rev/tlatemoani/01/mgbl.htm?em_x=22

Olguín, R., Arancibia, J., Guerrero, M., Rodríguez, J., Valadez, X., & Baldi, M. (2007). Diseño de un curso en línea para la alfabetización informacional bajo el modelo ADDlE: una experiencia en la UNAM. (Spanish). Ibersid, 267-274. Recuperado de http://web.a.ebscohost.com/ehost/pdfviewer/pdfviewer?sid=4335de98-594d-4910-8642-b7ebbedff794%40sessionmgr4004&vid=4&hid=4112

García Martínez, Verónica; Fabila Echauri, Angélica María. (2011). Modelos pedagógicos y teorías del aprendizaje en la educación a distancia. Apertura, Sin mes, Recuperado de http://www.redalyc.org/comocitar.oa?id=68822737011

SOBRE LOS AUTORES

Laura Figueroa Barragán.  Jefa del Departamento de Servicios Bibliotecarios del Sistema de Bibliotecas de la UASLP.   email: laura@uaslp.mx

Luis Fernando Ávila Tobías. Vinculación Académica de la Dirección de Biblioteca Virtual del Sistema de Bibliotecas de la UASLP.  email: luis.avila@uaslp.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s